La base del hecho escénico está en muchas variables: el tema, la trama, la ambientación… pero sobre todo en los personajes. Ellos son los que hacen avanzar la acción, los que, con sus movimientos y parlamentos, hacen decantar la obra hacia un lado u otro, por ello es fundamental que la creación del personaje sea completa dentro de la representación.

Para ayudarte con la creación de tus personajes, desde Scena Málaga, hemos elaborado un listado con 8 pasos que has de seguir para crear un personaje de una obra de teatro completo.

¡Toma nota y comienza tu creación!

Que se adapte a la obra y al estilo

Cada texto teatral es diferente, como diferente es el lenguaje que utiliza el dramaturgo para elaborarlo, por ello antes de comenzar el trabajo de interpretación debemos realizar un trabajo teórico previo. Eso nos permitirá conocer al autor, su obra, la corriente literaria y podremos dilucidar qué es lo que quiere transmitir con el texto y cuál es la función de nuestro personaje dentro de él.

Cómo crear un personaje de una obra de teatro

Su razón de ser

El público, cuando el personaje entra en escena por primera vez, lo desconoce todo de él. Empieza poco a poco a conocerlo por cómo viste, cómo se mueve, por lo que dice y sobre todo por lo que no dice. Los silencios, las miradas, todo ello forma parte de la presencia escénica del actor y del lenguaje que el espectador aprende a descifrar en el momento mágico de la representación.

La voz, tiempos verbales y características de entonación

Un buen uso de la voz es primordial para un actor, sobre todo si se dedica al teatro donde, además de una correcta colocación de la voz y una buena impostación, deberá recurrir a la proyección para hacerse oír por el auditorio. La base de una buena voz es siempre la respiración y el trabajo posterior con los resonadores.

El cuerpo del actor

Un buen control de nuestro cuerpo y un extenso conocimiento de nuestra creatividad corporal son la base para cualquier persona que quiera dedicarse a la interpretación. El cuerpo en el escenario debe ser lo que se denomina «cuerpo decidido en el espacio», de forma que partiendo de nuestro cuerpo, podamos crear diferentes tipos de personajes. La expresión corporal y la imaginación son fundamentales en este trabajo.

El cuerpo del actor de teatro es crucial

Vestimenta

La indumentaria del actor o actriz forma parte de la caracterización del personaje. Dentro de esta caracterización vamos a encontrar además del atuendo otros elementos tales como maquillaje, pelucas, postizos que irán creando el armazón externo de nuestro personaje. Podemos añadir otros elementos de atrezzo como gorras, gafas… que harán más veraz nuestra creación.

Evolución a lo largo de la obra

Una obra teatral suele tener una duración media de entre hora y media y dos horas. En ese tiempo real, para los personajes quizá hayan pasado semanas o incluso años. La magia del teatro nos permite ver la evolución física de los personajes a través de la acción, pero también su evolución psicológica, mucho más interesante para el espectador.

¿Participa con monólogos o diálogos?

Aunque la forma más extendida de parlamento entre personajes sea el diálogo, entre dos, tres o los personajes necesarios, no debemos descuidar el uso del monólogo. Este resulta muy interesante de cara a poner en boca de los personajes ideas o asuntos más difíciles de encuadrar dentro del diálogo, por ejemplo lo que el personaje piensa en realidad, o algún asunto del que quiera hacer partícipe al espectador pero no al resto de personajes.

Participación en la obra de teatro

Aplica el método Stanislawski

Una de las escuelas interpretativas más conocidas es la que puso en marcha el teórico ruso Konstantin Stanislawski. Se basa en un grupo de ejercicios donde el actor se debe implicar de un modo extraordinario hasta conseguir la veracidad total de su personaje. Este sistema de trabajo está muy extendido, tanto es así que ha pasado a denominarse «El Método». Muchos de los actores hoy en día recurren a él para la elaboración de su trabajo interpretativo: Leonardo DiCaprio, Johnny Depp, Robert Deniro, y Al Pacino, entre otros.

La interpretación es algo maravilloso. Cuando alguien se sube al escenario para una representación son muchas las horas de estudio de texto, de ensayos, de pruebas de vestuario y maquillaje… muchas horas de trabajo y de ilusión las que hay detrás de ese momento. Un momento que por efímero es aún más mágico: cada representación es única, diferente a la anterior y cada público también lo es. Por eso siempre hay mariposas en el estómago antes de actuar…

Esperamos que esta guía te haya aclarado las dudas sobre cómo construir un personaje en una obra de teatro. Cuéntanos en nuestras redes sociales cómo has utilizado esta guía.

¡Arriba el telón!