El teatro es tan antiguo como la humanidad, cuando nace el hombre, nace la idea de comunicarse, de imitar, y de ahí surgen las primeras representaciones. Estas han ido evolucionando a la par que lo ha hecho el ser humano y de esta evolución han ido naciendo los diferentes géneros dramáticos.

En Grecia, la cuna por antonomasia del teatro, como lo conocemos hoy día, fue donde se inició la identificación de cada obra dependiendo de diversos parámetros, haciendo una distinción, como decimos, entre los dos grandes bloques temáticos, inicio de los demás géneros dramáticos: La tragedia y la comedia.

La tragedia

La Tragedia, de origen griego, ha llegado hasta nosotros perviviendo en el tiempo. Muestra el conflicto de un héroe o heroína que encarnan una actitud humana universal, frente al destino, entendido este como un principio moral o religioso superior. Normalmente, los héroes terminan sacrificándose frente a ese principio.

La comedia

En cuanto a la Comedia, se trata de una obra que busca la sonrisa del público, normalmente con personajes de condición inferior y un desenlace feliz. Hoy en día las fronteras no son muy estrictas y pueden aparecer retazos de comedia en cualquier obra.

La comedia - Scena Málaga

La tragicomedia

A medio camino entre la Tragedia y La Comedia, se sitúa la Tragicomedia. Mezcla de personajes populares con aristócratas, de lenguaje coloquial y vulgar, con lenguaje retórico y enfático, y con ausencia de un final clásico.

La farsa

La Farsa nace en la Edad Media y se trata de una pieza breve que se intercala en los misterios medievales y que pretende hacer reír utilizando elementos satíricos, groseros e incluso obscenos.

Nuevas formas dramáticas

Con el paso de los siglos se van incorporando nuevas formas escénicas, entre ellas la Loa, pieza corta que se representaba al principio de un espectáculo en los corrales de Siglo de Oro. En esta época además surgen los Entremeses, que se representaban entre los actos de una comedia.

Nuevas formas dramáticas - Scena Málaga

El drama

Entre los más importantes géneros se sitúa el Drama. Como género concreto nace en el siglo XVIII. El drama plantea conflictos situados en el plano de la realidad y de las personas. A veces estos conflictos son de difícil solución, por lo que suele acabar con la muerte o la desaparición de los protagonistas.

El sainete

Más cercano en nuestro tiempo está el Sainete, pieza breve en tono de comedia en la que se hace un retrato vivo e irónico de las costumbres populares.

Géneros dramáticos relacionados con la música

Muy ligado a la música van apareciendo otros géneros musicales, como la Ópera, la Zarzuela o la Comedia musical.

La ópera

La Ópera es una obra dramática compuesta íntegramente para ser cantada con acompañamiento orquestal. Según Wagner, la ópera es un “espectáculo total”, ya que en ella confluyen todas las manifestaciones artísticas: música, danza… y no hay una supremacía del texto literario.

La ópera - Scena Málaga

La zarzuela

A medio camino entre el texto y la parte cantada, se encuentra la Zarzuela, perteneciente al género lírico español. En nuestro país el music-hall es más conocido con el nombre de Revista, espectáculo de teatro musical donde se suceden diferentes números de cante, baile y humor, generalmente independientes, que son representados mientras el público de la sala toma una consumición.

Un nuevo género, el happening

Ya en nuestro tiempo se encuentran diferentes géneros que buscan nuevas formas de expresión, entre ellos se sitúa el Happening, Espectáculo sin texto o acción previstos, donde lo que sucede es improvisado por los artistas con la participación del público.

Gran variedad de géneros que, partiendo de la comedia y la tragedia griegas, han dado lugar a un sinfín de formas de expresión en el teatro que, como arte vivo, sigue modificándose y transformándose continuamente.