Poco conocido, y a veces no muy bien tratado por el público y la crítica, el Teatro del absurdo es una forma de expresión nacida a mediados del siglo XX, donde una serie de autores quisieron dar una nueva visión del mundo y del lenguaje dentro del fenómeno escénico.

Características del teatro absurdo

Como definición, absurdo es todo aquello que se percibe como poco razonable, falto de sentido o de conexión lógica dentro del texto o de la escena. En la filosofía existencialista, el absurdo es lo que no puede ser explicado por la razón.

teatro del absurdo

Es preciso distinguir entre elementos absurdos en el teatro y teatro del absurdo, como tal.

En el teatro hablamos de elementos absurdos cuando no conseguimos vincularlos a su contexto dramático, escénico, ideológico. Estos elementos aparecen en las formas teatrales con bastante anticipación al absurdo de los años 50 (Aristófanes, Plauto, la farsa medieval, La comedia dell ´Arte, etc).

Orígenes del teatro del absurdo

El nacimiento del teatro del absurdo como forma teatral se produce con la aparición de la obra “La Cantante calva” de Ionesco y con “Esperando a Godot” de Samuel Beckett.

Más allá de lo ideológico del diálogo o de la representación escénica, el absurdo implica a menudo una estructura dramática a-histórica y no dialéctica. El hombre es una abstracción eterna incapaz de encontrar algún punto de apoyo en su búsqueda ciega de un sentido que siempre se le escapa. La acción en estos textos, pierde todo su sentido, convirtiéndose a veces en una estructura circular.

La obra absurda apareció a la vez como anti-obra, como una forma de rebelarse contra el realismo, el teatro popular y las formas clásicas.

Normalmente dentro de las creaciones del teatro absurdo, encontramos obras sin intriga ni personajes claramente definidos.

Tendencias del teatro del absurdo

Dentro de la clasificación teórica del absurdo dramático, encontramos tres tendencias:

  1. El absurdo nihilista: el más complejo, es casi imposible lograr cualquier información sobre la visión del mundo y las implicaciones filosóficas del texto y de la representación.
  2. El absurdo como principio estructural: para reflejar el caos universal, la desintegración del lenguaje y la ausencia de una imagen armoniosa de la humanidad.
  3. El absurdo satírico: el más sencillo, manifiesta, de una forma suficientemente realista, el mundo descrito.

Principales autores

Los autores que han venido trabajando en este tipo de teatro, además de los mencionados anteriormente, son el francés Jean Genet, el inglés Pinter y el estadounidense Kopit. En España cabe destacar algunos de los trabajos de Jardiel Poncela y Fernando Arrabal.

autores más destacados del teatro del asurdo

En definitiva, el absurdo surge para hacernos pensar, para cambiar la situación y mantenernos en la búsqueda de una nueva forma de expresión dramática y otra concepción del mundo.

¿Qué te ha parecido el teatro del absurdo? ¿Lo conocías? Queremos conocer tu opinión sobre este tipo de géneros teatrales menos convencionales y, a menudo, desconocidos por el público en general. Coméntanos qué te ha parecido en nuestras redes sociales y escríbenos con otro tipo de teatro que quieras conocer.